Sencillez es aprender a apartar ruidos, obligaciones y necesidades que nos hacen más dificil el camino

Frase de la semana

El dolor de espalda y las emociones

Written by Ruth González on. Posted in belleza corporal, libros que ayuden, mimar el cuerpo

¿Quién no sufre en mayor o menor grado dolores de espalda? ¿Cuántas veces nos sentimos de un humor de  perros o con altibajos emocionales? ¿Estamos frecuentemente cansados?

Todas estas preguntas las abraza el osteópata David Ponce en su libro “El dolor de espalda y sus emociones” donde,  desde una visión integral del ser humano,  da explicación sobre las posibles dolencias musculares y de articulaciones, así como los dolores de cabeza constantes  o bajones anímicos que todos padecemos con más o menos frecuencia.

dolor de espalda_destacadaLa primera parte del libro lo dedica a hacer un repaso a nuestra estructura ósea y muscular, y de la participación tan ligada que tiene el sistema nervioso  en nuestros órganos. La medicina tradicional o alopática suele aislar los problemas musculares sin establecer conexión con otras partes del cuerpo o funcionalidades. Como explica muy bien David en su libro un dolor lumbar puede tener origen en el pie si a través de una alteración crónica, ligada al miedo que nos supone plantar correctamente el pie que nos duele al caminar, sobrecargamos otra parte del cuerpo para compensarlo, reflejándose en las lumbares. Aquí entran varios factores: la conexión articular de todos los huesos y órganos del ser humano y la interrelación con el factor emocional que nos condiciona posturalmente. El miedo, estrés, nuestra forma de relacionarnos con los demás o la interrelación con el medio se reflejan en todas y cada una de las posturas que adoptamos, provocando contracturas y dolencias.

La segunda parte del libro está dedicada a la actividad física, la alimentación y el descanso, tan fundamental para el equilibrio mental y corporal. Los alimentos deben ser nuestra medicina y nuestra medicina los alimentos. Si llevamos una dieta cargada de hidratos de carbono refinados o azúcar en exceso, desequilibramos el entorno bioquímico del sistema nervioso central, que está en intima relación con  problemas como la depresión, falta de concentración, ansiedad, y más patologías. También consigue deprimir el sistema inmunológico lo que nos hace más propensos a resfriados. Una dieta rica en cereales integrales, vitaminas y minerales e ingesta variada de fruta y verdura, mejoran sustancialmente el nivel anímico corporal. Esto unido al buen descanso y el ejercicio físico pueden llegar a aliviar dolencias musculares que considerábamos crónicas. No hay que confundir esto con que con la dieta y ejercicio puedan curar todas las lesiones, pero sí que para una mejora muscular el cambio debe ser integral y no sólo centrarnos en rehabilitar el músculo dolorido.

Os animo a leer este libro, para empezar a poner en práctica nuevos hábitos saludables que mejoren nuestro bienestar. Porque como reza en su introducción: “no somos una simple vértebra bloqueada o un hígado en disfunción, sino que somos personas con pensamientos, miedos y caracteres que condicionan nuestros  órganos de manera especial y única”.

Tags: , , ,

Trackback from your site.

Leave a comment