Sencillez es aprender a apartar ruidos, obligaciones y necesidades que nos hacen más dificil el camino

Frase de la semana

El Cosmonauta: Un ejemplo de crowdfunding de éxito

Written by Ruth González on. Posted in películas que enseñen, pensamiento positivo, personas que inspiren

Si un amigo sin ninguna experiencia cinematográfica nos dice: “¡Quiero hacer una película!”, le contestaríamos: “Y yo vivir en el caribe”.  Si además quiere hacer una  producción cuidada  que supere los 800.000 euros, la respuesta sería: “Deja de soñar, anda”. Y si nuestro amigo está estudiando y tiene menos de 25 años, no habría lugar a dudas: “¿Estás loco?”

Eso es lo que le debieron de decir a Nicolás Alcalá, Carola Rodríguez y Bruno Teixidor, que tras conocerse en la universidad decidieron convertir su corto El Cosmonauta” en un largometraje y crear la compañía Riot CinemNicolas, Carola, Bruno-2 (by Daniel Torrello¦ü)a. Gracias a estos  “locos maravillosos” que se arriesgan a remar a contracorriente, la sociedad va cambiando y surgen nuevas formas de creación.

 

¿El resultado? Un proyecto que marca un antes y un después a la hora de producir cine: una película de factura impecable, hecha por más de 4.000 personas.

Una de sus formas de financiación ha sido el “Crowdfunding”.

 

 

 

¿Qué es el crowdfunding? Es un17.04.2013-13.07.48_5- Moon Close Shot_800x450a manera de micromecenazgo o financiación colectiva. Cada persona aporta voluntariamente la cantidad que desea en el proyecto en cuestión.  En el caso de “El Cosmonauta” fueron casi 5.000 personas las que apoyaron la película, a cambio de aparecer en  los títulos de crédito  como “productores” y la satisfacción de haber hecho posible la creación del film. Recaudaron cerca de 400.000 euros sólo por esta vía.  Esto  ha convertido “El Cosmonauta” en un referente de éxito sin precedentes.

 

Conscientes de que la forma de relacionarse con el espectador ha cambiado, han apostado por estrenar  simultáneamente la película tanto en salas como en internet, donde se puede visionar,  o bien gratuitamente si se menciona en Facebook o twitter, o bien aportando un mínimo de 5 euros. Además han creado todo un universo donde incluyen material extra, libro, tienda de productos de la película, la posibilidad de organizar proyecciones de la película, etc.

Para conocer mejor las motivaciones e inspiraciones de los que han hecho posible “El Cosmonauta”, nos hemos puesto en contacto con su director Nicolás Alcalá Nicolas alcaladonde nos ha dado ejemplo de que con ilusión, tenacidad y confianza en uno mismo pueden hacerse cosas increíbles. Le escuchamos:

 

 

 

 

La película”El Cosmonauta” es un proyecto de Riot Cinema Collective. Una empresa que surgió, si no me equivoco,  a través de la unión de vosotros tres. ¿Cómo os conocisteis?

N.A: Nos conocimos en la universidad, estudiando Comunicación Audiovisual, aunque nunca la terminamos. Empezamos a hacer trabajos juntos… Bruno y yo a escribir juntos un guion… y poco a poco se fue conformando el grupo que más tarde sería Riot Cinema.

¿Os parecéis o sois muy distintos?  ¿Qué tipo de motivaciones e ideales compartís?

N.A: Somos súper distintos y eso nos hace chocar mucho; lo cual siempre produce un resultado mejor que el que daríamos por separado. Creo que nos complementamos muy bien precisamente por eso, cada cual tiene sus
particularidades y entre los tres logramos un buen equilibrio. Lo bueno es que compartimos todo lo demás que se necesita para hacer un proyecto así: la pasión, las ganas de contar historias, el poner a la audiencia en el centro de la experiencia, el compartir…

¿En qué no soléis estar de acuerdo?

N.A: A veces en la manera de hacer las cosas. Yo suelo ser más alocado y pienso menos en los contras y Bruno y Carola siempre se encargan de ponerme los pies en el suelo :)

¿Qué fue primero, la idea de hacer la película lo que os  motivó para crear la empresa o creasteis la empresa con la idea de hacer vuestros propios proyectos?

N.A:La productora nació para hacer nuestros proyectos y darle salida a los trabajos que ya estábamos haciendo. Después vinieron algunos cortos y finalmente la película.

¿Teníais algún contacto a la hora de empezar a mover el proyecto? ¿Fue fundamental para poner toda la maquinaria en marcha? Si no conocíais a nadie, ¿cómo empezasteis a mover y generar contactos?

N.A: Absolutamente ninguno. No pertenecíamos a la industria para nada. Aunque hemos tenido la suerte de que a lo largo de este proceso, quizá por nuestra juventud o porque mostramos interés, nos hayan “acogido” varias personas con experiencia, actuando un poco como ángeles de la guarda, aconsejándonos a veces cuando teníamos que tomar decisiones difíciles. La manera que tuvimos de lanzarlo fue bastante simple y piramidal:
empezamos contándoselo a nuestros amigos… y a un par de blogs que nos pareció que podían interesarse. Uno de ellos fue Microsiervos, uno de los blogs más leídos de España, que lo sacó en su web y nos trajo una avalancha
de visitas y el comienzo de un boca a oreja que resultó crucial.

¿Consideráis que la formación universitaria es imprescindible para embarcase en la realización de la película?

N.A: Nosotros nos embarcamos en el proyecto sin haber terminado siquiera el tercer año de carrera y puedo casi afirmar, lamentándolo,  que casi nada de lo que aprendimos en la carrera nos sirvió para esta experiencia. No me arrepiento de haber empezado a estudiar porque sí aprendí mucho (básicamente gracias a la videoteca y la biblioteca y a las experiencias dentro de la universidad), pero el sistema no está pensado de una forma práctica ni demasiado útil, al menos para nuestra profesión.

Cuando empezasteis a mover el proyecto, ¿quiénes fueron vuestros principales apoyos?

N.A: Mandamos todo tipo de cartas a personas que pensamos les podía interesar. Le echamos un poco de cara y conseguimos el apoyo de importantes personalidades relacionadas con el espacio (cosmonautas rusos, el ex
director de la NASA en España, la ESA…) y también relacionadas con el cine; como el compositor de Tarkovsky, Edward Artemiev. A lo largo del proyecto hemos ido teniendo el apoyo de otras instituciones, personalidades
conocidas del cine español y de muchas otras personas.17.04.2013-13.07.48_14- Yulia's memories_800x450

N.A:  ¡Muchísimas! Jajaja, este es un proyecto que, como explicamos en este video, http://es.cosmonautexperience.com/about que hicimos para resumir este viaje, no debería existir.

¿Cómo lograsteis que esas opiniones no os arrastraran para abandonar el proyecto? Es decir vuestros recursos emocionales o de acción para seguir adelante.

N.A: Creo que sufrimos un poco de eso que llaman “campo de distorsión de la realidad”. Jamás pensamos que la película no se podría hacer. No entraba en nuestros planes. Desde esa perspectiva; probablemente naïve, absurda y poco realista, lo que hicimos fue seguir trabajando contra viento y marea hasta, efectivamente, hacerla posible.

En el proyecto participa mucha gente. ¿Es muy difícil manejar un grupo tan heterogéneo de personas con distintos intereses?

N.A: Mucho. Es probablemente la parte más compleja de cualquier proyecto. Hay muchos egos, sensibilidades e intereses personales involucrados y hay que ser especialmente cuidadoso en un proyecto tan largo y unas condiciones tan particulares como éste. Ha sido el mayor reto al que nos hemos enfrentado: mantener la ilusión, el nivel de trabajo necesario y las ganas.
Cuándo surgen conflictos a la hora de llevar el proyecto entre vosotros o con las demás personas, ¿cómo acabáis resolviéndolo?

N.A: Llegando a acuerdos. En el cine todo es una cuestión de llegar a acuerdos pero sin comprometer el producto final. Negocias hasta llegar a un punto intermedio o una tercera opción de manera que el resultado no se resienta pero se adapte a la realidad de cada momento.

¿Hubo gente que se apeó del proyecto al conocer que eráis menores de 30 años? ¿O la edad ha sido un factor favorable?

N.A: Hemos tenido de todo, gente que nos ha mirado con desconfianza por nuestra juventud y gente que precisamente por eso nos ha ayudado y apoyado. Aunque muchas veces ha sido un factor determinante en nuestras carreras, no creo que lo haya sido en demasía con esta película.

 

¿Quiénes son vuestros referentes y a quiénes admiráis?

N.A: Aquí puedo hablar sólo por mí. Hay muchos directores que admiro por sus películas o su forma de entender el cine: Bresson, Kar Wai, Herzog, Trier, Malick; pero también otros tan dispares como JJ Abrams, Fincher o Aronofsky. También hay personas de las que hemos aprendido otros valores a la hora de gestionar el proyecto, la comunicación o nuestra manera de hacer las cosas. Ahí podría hablar de Steve Jobs, de Sean Parker, Peter Diamantis,Seth Godin, Mike Monello, Jeff Gomez, Timo Vuorensola, Aaron Crumley, Brian Newman… la lista es larga.

¿Qué consideráis que es el éxito?

N.A: Hacer lo que te gusta y crees que es justo/necesario y poder hacerlo de la manera en que crees que debe ser hecho. “El Cosmonauta”, al margen de si gusta más o menos como película o como proyecto, es un éxito rotundo.

steve¿Cómo manejáis los momentos de estrés? ¿Alguna vía para liberarlo o canalizarlo?

N.A: Con paciencia y mucha, mucha calma. Hemos aprendido que el estrés sólo lleva a tensiones e improductividad. Una vez eres consciente de eso y de que el mundo no se acaba mañana si una coma está mal escrita puedes
poner todo un poco en perspectiva, empujar con lo verdaderamente importante, posponer el resto e irle dando salida al trabajo pendiente poco a poco.

Eso y cuidarse un poco: dormir bien, descansar el tiempo necesario, un poco de ocio de cuando en cuando y buena alimentación :)

¿Cuál consideráis que es el camino de la felicidad?

N.A: Aquel en el que tienes que renunciar la menor cantidad de veces a lo que te gusta o crees que es correcto sin entrar en conflicto con nadie. En realidad, creo que esa es la base: tener la menor cantidad posible de conflictos, en todos los ámbitos. Hay que elegir bien qué batallas merece la pena luchar y cuales no.

Con vuestra experiencia, que es lo que consideráis fundamental para que la gente no acabe abandonando sus ideales, proyectos y  sueños

N.A: Constancia. Honestidad y saber que todo es posible si te empeñas. Siempre hay un camino para hacer las cosas, el truco es saber ser líquido, adaptarse a las circunstancias.

¿Os gusta seguir una  alimentación sana o coméis según el ritmo de trabajo? ¿Hacéis  ejercicio habitual y os gusta descansar adecuadamente?

N.A: Sí. Creo que es fundamental para una vida ordenada. A mí al menos me ayuda mucho a pensar y a estar bien.

La primera cosa que hacéis al levantaros y la última para despedir el día

N.A: Un poco de deporte para empezar… y un capítulo de una serie para terminar relajado.

¿Cuál es vuestro próximo proyecto, si es confesable?

N.A. Hay varias cosas en el aire. Tengo ideas en la cabeza para largos, proyectos transmedia y alguna cosa más. Supongo que empezaré a desarrollarlos poco a poco y veremos cual sale primero. Iré informando de
los avances a través de mis redes sociales: http://twitter.com/cosmonauta

 Y por último, ¿Qué recomendarías  tanto jóvenes como adultos que estén en paro o en un trabajo que no les gusta y que piensan que dadas las circunstancias actuales no se puede hacer nada?

N.A: Quien no arriesga no gana. Siempre hay un camino mejor, pero hay que buscarlo.

No podríamos acabar con un final mejor. Les deseamos lo mejor.

Tags: , , ,

Trackback from your site.

Comments (1)

  • Fransisco Convit Guruceaga

    |

    Fransisco Convit Guruceaga…

    El cosmonauta: un ejemplo de crowdfunding de éxito | VIDA EN POSITIVO…

    Reply

Leave a comment